top of page

Canadá entre basura y cambio climático

Actualizado: 25 ene 2022

La sociedad canadiense es una de las más consumistas del mundo. Alguna vez te has preguntado a dónde va a parar tanta basura. ¿Dónde acaban todos esos vasos largos desechables de café que tanto se ven en las películas? Nosotros sí.




Nosotros, los artífices de FL Translations y Teepeeca, vivimos la mayor parte de nuestras vidas en un país con niveles muy bajos de consumo y aún así la basura se amontona en las esquinas, en ocasiones llega a cubrir grandes espacios urbanos como parques y solares yermos. Tampoco los ríos, las presas y las bellas playas de arenas blancas escapan del desastre. Y así, lamentablemente, muchas personas identifican su primer recuerdo olfativo de nuestra maravillosa ciudad capital con el inconfundible olor de la basura.


En nuestros azares como traductores e intérpretes, tuvimos la oportunidad de trabajar en uno de los vertederos más grades del país. Nuestra misión era servir de intérpretes durante las negociaciones con delegaciones de países del primer mundo que traían sus propuestas sobre el manejo y tratamiento de los desechos. Como es habitual en la vida de cada traductor e intérprete, adquirimos un conocimiento invaluable durante aquellas jornadas de trabajo. Resulta que allí supimos que la basura orgánica no debe mezclarse con la inorgánica. La primera, en su proceso de descomposición, genera gas metano, que es altamente inflamable y puede provocar incendios de grandes dimensiones que, al entrar en contacto con deshechos de plástico y otras sustancias, pueden emitir humos y gases nocivos para el ser humano y para el medioambiente.


Aprendimos que el problema no radicaba en la falta de recursos o la ausencia de personal calificado para garantizar que la ciudad se mantuviera limpia y que la basura fuera recogida y transportada a los vertederos de manera periódica. Nada de esto es necesario para cuidar la ecología de un país, pues la base para garantizar el cuidado y protección del medioambiente es una sociedad civil educada y consciente de la necesidad de luchar contra el cambio climático por el bien de todos.

Una de las primeras sorpresas que recibimos en Canadá fue el descubrimiento de que, a pesar del amplio consumo, a pesar de tantas bolsas de papel y de tantas botellas plásticas, la basura era tan escurridiza y esquiva como lo puede ser el sol a finales de año al norte de Canadá. Pasaron semanas antes que pudiéramos ver las primeras latas de coca cola tiradas en el suelo.


Cuando llegamos a Toronto, nos quedamos las primeras dos semanas en casa de unos buenos amigos que nos ayudaron a dar nuestros primeros pasos en este país. Con ellos aprendimos a clasificar la basura dentro de la casa.



En todos los hogares canadienses hay tres tipos de contenedores para la basura: el azul para los artículos reciclables, el verde para los desechos orgánicos, y el negro para el resto de la basura que no se recicla, ni se descompone. Mis amigos tenían un sistema muy práctico para recoger los desperdicios orgánicos: empleaban un recipiente pequeño para las sobras de comida que al final del día depositaban en el contenedor designado para este propósito que mantenían en refrigeración. Una vez que dicho contenedor se llenaba, entonces depositaban su contenido en una bolsa y lo tiraban por el conducto de la basura del edificio. También tenían un depósito para la basura reciclable. Por lo general los productos que son reciclables tienen el símbolo en la descripción del envase, de ese modo es muy fácil identificarlos, aunque en el video explicamos otras particularidades que aprendimos en el evento ecológico que visitamos hace algunas semanas, organizado por Live Green Toronto. Otro aspecto interesante para nosotros fue el hecho de que el papel higiénico se depositara directamente en el inodoro. El resto de la basura del baño va en el contenedor negro.


Cada barrio de Toronto tiene su propio programa para la recogida de basura, en el nuestro se realiza todos los jueves, aunque también dicho programa está sujeto al plan de pagos que uno contrata. Por lo general para los edificios multifamiliares se contrata el plan de recogida semanal, pero los negocios asociados a la industria alimenticia, generalmente contratan un plan de recogida con varios turnos semanales.


A los pocos días de llegar al país comenzamos a explorar Toronto y descubrimos que era real algo que solo habíamos visto en las películas: las calles estaban llenas de muebles y equipos electrodomésticos, muchos en excelente estado, que los residentes de la ciudad desechaban. Es totalmente posible amoblar una casa con los muebles y equipos que otros dejan tirados. Cada semana un camión pasa recogiendo todos estos muebles que las personas dejan en las aceras de sus casas. Los artículos de mejor calidad son llevados a almacenes especializados para destinarlos a ventas en tiendas de segunda mano o para donación, y los otros son desechados.


Es muy común encontrar en tiendas de segunda mano de Toronto, tales como Salvation Army o Value Village, juegos de comedor, camas, colchones, televisores y otros efectos electrodomésticos que están en perfecto estado pero que fueron desechados por una familia que decidió comprar algo más moderno. En estas tiendas además, podemos encontrar mucha ropa de buena calidad a precios muy bajos, pues los residentes de Toronto no solo utilizan los depósitos de donación que les mostramos en el video, muchos prefieren dirigirse a estas tiendas y entregar allí sus donaciones directamente.


Definitivamente, volveremos sobre este tema en futuras publicaciones pues tiene muchas aristas que no alcanzamos a mostrar en nuestro video. Esta es una sociedad que debe disminuir sus niveles de consumo por el bien de todo el planeta, no obstante, sus medidas para proteger el medioambiente y luchar contra el cambio climático, pueden servir de ejemplo para toda la humanidad. Estamos convencidos de que Canadá debe mejorar muchos aspectos si de basura se trata, no ignoramos que existen eventos tan inapropiados como los relacionados con los contenedores de basura enviados a países asiáticos. Sin embargo, creemos que Canadá se encuentra a la vanguardia en el manejo de los desechos y es precisamente por esto, entre otros aspectos, que resulta un país tan atractivo para los emigrantes de todo el mundo.


Si tú eres uno de ellos, desde nuestro teepee te deseamos la mejor de las suertes en tu proceso migratorio y te alentamos a seguir adelante a pesar de los incontables obstáculos que puedan presentarse en el camino.




Si uno de estos obstáculos está relacionado con la traducción de tus documentos legales, recuerda que en FL Translations contamos con traductores certificados, reconocidos por el IRCC para emitir traducciones oficiales. No dudes en contactarnos. Déjanos un comentario para saber que te ha parecido este tema de la basura en Canadá.


 

Teepeeca recomienda utilizar los servicios de traducción certificada de FL Translations, que es nuestra agencia de traducción radicada en Calgary, Canadá. FL Translations cuenta con una amplia experiencia en la traducción de documentos legales con fines migratorios y con una excelente cartera de traductores certificados en Canadá, en más de 50 idiomas.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page